Tori Busshi, el escultor del periodo Asuka.

Tori Busshi (止利仏師; トリ・ブッシ) o Kuratsukuri Tori fue un escultor japonés que vivió entre los siglos VI Y VII, en pleno periodo Asuka. De origen chino, era el artista favorito del Príncipe Shotoku (聖徳太子), regente y político de la Corte Imperial, y fue el escultor más importante de la época. Es especialmente conocido por sus budas de bronce que decoran lugares sagrados en ciudades como Nara. De hecho su nombre “Busshi” significa el que hace imágenes budistas. La pasión por la escultura la heredó de su padre Karatsukuri no Tasuna (escultor).

buda de asuka-dera

Buda de Asuka-dera

Sigue leyendo

Naoki, el popular

Uno de los nombres fundamentales de las letras japonesas y de la cultura popular es Sanjugo Naoki, cuyo nombre original era Sōichi Uemura. Tomó este nombre de pluma por dos razones muy curiosas; en primer lugar Sanjugo en japonés significa treinta y cinco, y es que empezó a escribir con treinta y un años – Sanjuichui – pero por lo que fuera se paró en treinta y cinco. Naoki (直木) surge de la división de los kanji -grafías japonesas- de su apellido Uemura (植村), si comparáis las kanjis respectivas de cada apellido lo veréis. Esta elección de nombre nos habla de la extravagancia del autor, quizás lo hiciera por superstición.

sanjugo naoki

Sigue leyendo

Presentación de AKI MONOGATARI en Librería Gigamesh

Presentación de AKI MONOGATARI en Librería Gigamesh

Barcelona
Sábado 26 de septiembre, 17:00 h.
Lugar: Librería Gigamesh
Dirección: calle Bailén, 8
08010 Barcelona
Tel. 932 46 63 59

Tras la presentación, en la que intervienen Carlos Bassas, autor de Aki Monogatari. El misterio de la gruta amarilla y Alexander Páez, responsable del blog “El peso del aire“, habrá una pequeña exhibición de iaido y manejo de la katana.

Presentación de AKI MONOGATARI en Librería Gigamesh

¡Os esperamos!

El sumo, una tradición que continúa.

De un tiempo a esta parte he querido tratar humildemente en el blog sobre aquellas cosas que se asocian con lo japonés con la intención de indagar un poco más allá de la idea preconcebida. En esta semana, como veis, vamos a ver el sumo.
El sumo ( 相撲 ) surge en Japón en tiempos muy remotos – allá por el año veintitrés antes de Cristo según dice el libro de costumbres Nihonshoki – bajo el dominio del emperador Suinin. En un principio era una lucha ligada a lo espiritual – aunque siempre estuvo ligada al sintoísmo – que se celebraba para pedir fortuna en las cosechas a los dioses a modo de ofrenda. Después pasaría a ser entretenimiento de la corte durante los banquetes y fiestas, más adelante fue adoptado como arte marcial por los guerreros samurái y finalmente se convirtió en un deporte profesional abierto al público.

sumo 1

Sigue leyendo

Kan Kikuchi, el benefactor.

La trayectoria de Kan Kikuchi (菊池 寛, Kikuchi Hiroshi) está muy ligada a la de Akutagawa. Ambos fueron a la misma escuela, a la misma universidad, ambos participaron en las mismas revistas y pertenecían a la misma cofradía de escritores japoneses. Akutagawa, aún siendo tres años menor, fue el que le echó una mano a Kikuchi invitándole a colaborar en la revista Shinshicho (Nueva corriente de pensamiento), aunque sus publicaciones no tuvieron la repercusión esperada. La ayuda de Akutagawa no terminó aquí porque tiempo después recomendaría a Kikuchi al periódico Mainichi.

En agradecimiento a su amigo Akutagawa, y muy dolido por su muerte en plena flor de la vida, Kikuchi creó el Premio Ryonusuke Akutagawa para escritores noveles. Además creó el Premio Naoki, que se entrega a las novelas más vendidas. También fundó una de las revistas literarias más importantes de Japón, la revista Bungeishunka, y la Asociación de Guionistas. Y con el tiempo se convirtió en un escritor de éxito.

Kan_Kikuchi_smoking[1] Sigue leyendo